Estamos inmersos, por quinto año consecutivo, en una crisis económica que también lo es social y moral.

La humanidad parece abandonar por unos días, en Navidad, el comportamiento negativo y destructivo que le caracteriza para buscar lo humanitario que reside en cada uno de nosotros o incluso para limpiar las conciencias.

“El cuerpo grita lo que la mente calla.”

Coaching para la excelenciaCuando tomamos consciencia de nuestros límites existe la posibilidad de superarlos. Un pájaro que vive en una jaula da nacimiento a sus hijos en la propia jaula. Al nacer, estos pajarillos traen alas. Incluso si en la jaula no pueden volar, el hecho de que nazcan con alas muestra que su naturaleza real es tener contacto con el espacio abierto del cielo.

Pero si un pájaro que ha vivido siempre en una jaula escapa súbitamente de entre sus barrotes, podría encontrarse en muchos peligros, porque no sabe qué le aguarda fuera. Puede ser devorado por un halcón, o cazado por un gato. Por lo tanto, le resultaría de utilidad entrenarse un poco, volando en un espacio limitado, hasta que, cuando se encuentre preparado, pueda definitivamente emprender el vuelo.

Las dos semillas

Estos días tras varias conversaciones con mis clientes sobre esa voz interior que tanto y tanto nos limita muchas veces y nos lleva a la inacción, he recordado una historia que me gustaría compartir con todos vosotros, espero que nos lleve a una reflexión profunda sobre como nos relacionamos con nosotros mismos y los palos que muchas veces nos colocamos en las ruedas a modo de excusas para no avanzar, mejorar y crecer ante cualquier adversidad, combinado con lo que yo denomino las tres C, Coraje, Confianza y Compromiso, fundamentales a mi modo de ver para los cambios constantes que tenemos que afrontar en nuestras vidas. 

Contacto

Avenida Diagonal 511, 08029 Barcelona (Spain)

  • Móvil: +34 660 30 44 43